La mayoría de las pymes industriales y de servicios especiales piensa que con un buen producto es suficiente…

…La venta por internet ha cambiado la forma de hacer negocio: hace falta una buena estrategia digital

El Macintosh fue una decepción en ventas, hasta que encontró su segmento.

Si tus clientes están modificando los hábitos de compra, cuenta con Devinsen para crear una estrategia de marketing digital

Nos interesa conocer tu mercado, saber si prefieres vender a través de distribuidores, qué importancia le das a los usuarios reales, o si tu competencia te permite ser rentable.

Segmentar es la materia prima de una estrategia. Todas las actividades no necesitan las mismas prestaciones ni comparten los mismos valores.

Tenemos que medir el universo potencial de clientes, saber si hay una cantidad suficiente y si se trata de un público accesible.

Posicionar marca o producto, según la notoriedad que tenga tu empresa, o la situación de su mercado en el entorno digital.

Seleccionar los medios digitales, para contar con los más adecuados y tener un presupuesto sostenible.

Siempre medir, analizar y mejorar, porque internet funciona a una velocidad muy superior al entorno físico. Necesitamos trabajar con los resultados para optimizar la estrategia.

La venta digital nunca ha sido tan importante

El crecimiento del comercio electrónico es imparable y sus ventajas ya son evidentes para muchas pymes: la venta digital no está limitada por la distancia, los mensajes están dirigidos a públicos bien definidos, la visibilidad es inmediata y no depende exclusivamente de la cobertura geográfica.

Productos industriales o servicios especiales, que hace cinco años eran impensables comercializar por internet, hoy ya son habituales.

No hay una explicación muy sofisticada: la tecnología ha hecho más fácil el día a día, y ha creado un medio global que funciona como herramienta de transformación social.

En Devinsen sabemos que la venta digital tiene un aliado en el marketing tradicional

Creamos estrategias digitales complementarias, sin olvidar que la comercialización tradicional, para muchos mercados y productos, es irreemplazable.

Porque hay cosas que evolucionan pero no cambian: captar posibles clientes por medio de un sitio web es un gran paso, pero luego hay que entenderlos y lograr pedidos.

Seguimos teniendo que hablar y comunicar, ofreciendo aquello que realmente necesitan. Con claridad, sin complicar las cosas, respetando los tres procesos comerciales.

Muchos clientes comentaban que internet no es para ellos…y lo entendemos

Nadie tiene la culpa, ¿o sí?

“Hay que estar en internet…y el diseño es muy importante”, les dijo el que les vendió la web.
Cuando los nuevos clientes no aparecían, alguien les explicó que sin el posicionamiento SEO estaban perdiendo el tiempo…y que la web “no cargaba bien”…
Pero entonces, un señor de Google se asomó diciendo que los anuncios de pago son la verdadera solución “porque aparecen en primer lugar”
No podía faltar un community manager: les advirtió que era mejor dejar de pagarle a Google y utilizar las redes sociales “que resulta más barato y creas comunidad”…
Para rematarlo, un experto en marketing digital comentó al pasar que no venden “porque la web no tiene copywriting”…

Algunos miles de euros después, es evidente que tanta improvisación deja fuera de combate a cualquiera.

Ir arriba
Te informamos de que usamos Cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de uso.    Configurar y más información
Privacidad